Archivo de la categoría: Periodismo político

AGRICULTURA: Extranjeros a la caza de propiedades

Más de 20 millones de hectáreas de tierras en el mundo en desarrollo están en manos de gobiernos y empresas extranjeras, ejemplo de una apropiación agraria que se disparó con la crisis alimentaria del año pasado.

Les recomiendo leer este artículo de  Stephen Leahy en el sitio http://www.ipsnoticias.net:80/nota.asp?idnews=92027

El extraño caso de la fusión entre Cablevisión y Multicanal.

El apriete del monopolio a la Justicia Argentina que nadie comenta

El 11 de marzo de 2004 John Malone, ejecutivo de Liberty Media comunicaba a los mercados que se desprendía de sus acciones que le daban el control de Cablevisión. En mayo de 2004, CABLEVISIÓN inicia su Acuerdo Preventivo Extrajudicial (en adelante “APE”) para renegociar una deuda cercana a los 800 millones de dólares. En esa oportunidad, incumpliendo exigencias legales, Cablevisión no denuncia al juez que la controlante Liberty Media LLC -una empresa especializada en medios- se había desprendido de su paquete accionario para transferirlo a un hedge fund Fintech Advisory Inc, controlado por David Martínez, un ciudadano mexicano nacionalizado Inglés. Tanto David Martínez como el presidente de Fintech Advisory Inc. Julio Herrera, reconocieron ante los tribunales que adquirieron el control accionario de Cablevisión.

Fintech Advisory Inc. es una sociedad constituída en Delaware (EEUU), quien controla en un 100% a Fintech Cable Ltd (Islas Vírgenes Británicas) y es gerente de inversión de Fimex Internacional Ltd (Islas Vírgenes Británicas). A su vez, Fintech Advisory Inc. controla en un 100% a Fintech Media LLC (Delaware), que compró el 50% del paquete accionario de Cablevisión al adquirir las acciones de VLG Acquisition LLC (luego denominada VLG Argentina). Delaware es un pequeño estado dentro de Washington que no es otra cosa que un paraíso fiscal. El 50% de Cablevisión corresponde a un fondo buitre de un paraíso fiscal.

El Grupo Fintech – quien ya había adquirido una parte accionaria de Cablevisión – se fusionó con el Grupo Clarín, transgrediendo así la Ley de Defensa de la Competencia, resultando ser una fusión monopólica. Una operación que estaba prohibida por la ley 25750 de Protección de Bienes y Patrimonio Culturales. Ley que el propio grupo Clarín impulsó para evitar su quiebra. Dicha ley en su articulo 2º establece, que la propiedad de los medios de comunicación, deberá ser de empresas nacionales, permitiéndose la participación de empresas extranjeras hasta un máximo del 30% del capital accionario y que otorgue derecho a voto hasta por el mismo porcentaje del 30%.

En todos los países avanzados está estrictamente regulada la posibilidad de ser titular de un medio dé comunicación por su incidencia para la formación o destrucción del consenso en la democracia. Se trata de leyes de orden público dirigidas a proteger servicios estratégicos para el interés de la Nación y de la sociedad, y su violación trae aparejada la nulidad absoluta, no convalidable, de los actos que la transgredan. Esto es así porque está en juego la soberanía del país en el orden económico y social. Los hedge fund se especializan en la timba financiera. Los líderes mundiales los designan como uno de los principales factores que provocaron la crisis global de las finanzas; junto con la desregulación ofrecida por los paraísos fiscales. Un cóctel letal, porque estos fondos constituidos en paraísos fiscales no actúan con pocos controles, sino que esas jurisdicciones ofrecen cero controles.

En realidad, Cablevisión admite ante el juez que no tiene esas mayorías y el proceso sigue como si nada. Luego miente a la Bolsa sobre la existencia de mayorías para el APE.  Esto es un delito penal porque la información falsa distorsiona el precio de los títulos en el mercado. Es decir, el deudor- controlante votó su propia propuesta, imponiendo quitas y esperas a los acreedores. Algo que vicia de nulidad el concordato, porque fue votado por personal que se hallaban en conflicto de intereses. La ley de concursos prohibe el voto del controlante. La Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial convalidó el acto diciendo que la ley no se refiere al “controlante indirecto”. Una interpretación abusiva de la ley para justificar una flagrante ilicitud.

Fintech Advisory Inc. ocultó la operación de compraventa del control de Cablevisión al juzgado del APE, al COMFER, a la Comisión Nacional de Valores y a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia hasta obtener el “acuerdo preventivo”. Lo obtuvo mediante un proceso del APE ilegal, dando información falsa al mercado de valores. Un secuestro ordenado por el juez Bonadío permitió obtener los borradores y los contratos celebrados entre Liberty, Fintech LLC y Grupo Clarín, del cual surge que, una vez “obtenido” el APE, Clarín asumiría el control de la empresa para convalidar la ilícita actuación de Fintech y mantener la licencia. Pero no es posible en nuestro derecho convalidar actos viciados de nulidad absoluta. De modo que la autorización otorgada a la fusión Multicana! – Cablevisión por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia no causa estado, dado que el dictamen de la fiscalía general no había sido notificado a ese organismo. No es posible en nuestro derecho que quien actúa en fraude a la ley de Radiodifusión, a la ley de Protección de Bienes y Patrimonio Cultura!, a las NORMAS que regulan el mercado de valores y a la Ley de Concursos puedan obtener de la justicia la homologación de un concordato que mutile los derechos de los acreedores y permita una concentración societaria que excede los parámetros de la ley antimonopolio.

Esta fusión fue posible gracias a las maniobras de timba financiera del Grupo Fintech, que constituyen una competencia desleal para el resto de los operadores, además de constituir delitos dolosos contra los pequeños inversionistas que compraron obligaciones negociables de Cablevisión en el mercado de valores.

Cuando el gobierno acuerda con los monopolios

No obstante hay que recordar cual fue el papel del secretario de comercio interior Guillermo Moreno quien dicto la resolución N° 70/08 que puso a los empleados de Clarín,  Humberto Guardia Mendoza y Diego Povolo en el control total de Defensa de la Competencia. Con esta resolución Moreno le quitó poder a José “Pepe” Sbattella (quien estaba al frente de la CNDC hasta que lo renunciaron). Los nombró vicepresidentes, y a uno le dio el manejo del presupuesto de la Comisión y al otro el Técnico, es decir el que hace la parte ideológica de los dictámenes. Ambas atribuciones estaban en manos del Presidente de la CNDC. Por otra parte, estos dos personajes son los que sacaron en su momento el dictamen a favor de la fusión Multicanal y Cablevisión que predominó sobre el que sacó Sbattella, oponiéndose.

La Fiscal Investigada

La Fiscalía – mediante la Fiscal General ante la Cámara de Apelaciones en lo Comercial, Alejandra Gils Carbó – se opuso al acto dado que deviene ilegal abrir un trámite de APE, careciendo de las mayorías exigidas al momento de su presentación, de esta manera se obstruye el derecho constitucional de acceso a la jurisdicción de los acreedores ya que la presentación de un APE produce la suspensión de las acciones de contenido patrimonial contra el deudor (art. 72, Ley Concurso de Quiebras). Pocos días antes de que la Fiscalía interviniente opinara que no correspondía homologar el APE de Cablevisión – por la ilegalidad antes manifestada – y los cuarenta días subsiguientes, la Fiscal General comenzó a ser notificada de la existencia de seis pedidos de enjuiciamiento promovidos por abogados del concurso preventivo de Sociedad Comercial del Plata SA, por Cablevisión y por el apoderado de la firma Fintech, Damián Furgio. Hasta entonces, la funcionaria no había sido pasible de ese tipo de denuncias. Los mismos pretenden cuestionar actos realizados por la Fiscal en cumplimiento de su mandato constitucional y en defensa del interés general. Todos los pedidos de enjuiciamiento fueron suspendidos a la espera de un pronunciamiento por parte de los órganos jurisdiccionales. Luego se sumó la querella promovida por Cablevisión, quien acusó a la funcionaria diciendo que el dictamen impugnando la homologación del APE no es de su autoría y, para probar su acusación, trajo un peritaje semiológico realizado por Eliseo Verón, quien fue director del master en periodismo del Grupo Clarín en la Universidad San Andrés. A ello, se sumó en perjuicio de la fiscal la conducción arbitraria de la investigación, dado que el juez penal rechazó la prueba ofrecida por la fiscal imputada, para que el perito oficial cotejara decenas de dictámenes donde se repiten, e incluso textualmente, los argumentos utilizados por la fiscal general en el dictamen de Cablevisión. El juez ordenó el desglose de esa documentación invocada. El perito oficial designado por este juez, Oscar Traversa, es colega y amigo personal de vieja data de Eliseo Verón, por lo que no es difícil prever el resultado de este peritaje.

En este contexto, el progreso de los pedidos de enjuiciamientos promovidos contra la fiscal a la espera de un pronunciamiento jurisdiccional ha resultado beneficiado con el dictado de dos sentencias, las que no se limitan a juzgar el caso controvertido sino más bien que incurren en reiteradas agresiones y descalificaciones contra la funcionaria imputada, con abuso de la jurisdicción al atribuirse el rol de juzgar a un magistrado del Ministerio Público Fiscal. Estas sentencias dotan de antecedentes a los interesados en avanzar en el proceso de destitución iniciado contra la Fiscal General, lo que se traduce en un escándalo ejemplificador para el resto de la magistratura, que ya ha tomado estado público.

El planteo de Gils Carbó tuvo un fallo favorable en primera instancia, en el Juzgado Comercial 11, Secretaría 22. Después, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial tomó la decisión contraria, homologando el APE. La fiscal no se desanimó y apeló la decisión de cámara ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Hoy el caso esta en decisión del máximo tribunal, según como sea el resultado veremos quien manda en nuestra nación y cuanto dicen de esto aquellas y aquellos dirigentes políticos que se rasgan las vestiduras hablando de la calidad institucional en nuestro país.


Publicado en el Periódico Patria Grande N°32 – Movimiento Libres del Sur

“Esto no se lo hicimos ni a Menem”

Entrevista a Daniel Martinelli, un productor sojero que se opone a la Mesa de Enlace “Esto no se lo hicimos ni a Menem” Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba entre 2002 y 2005.

Afirma que el nivel de las protestas es desmedido y remarca que no es decoroso cortar las rutas en plena época de cosecha y seguir trillando mientras los camioneros no pueden trabajar. “En mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición”, afirma Martinelli.

Por Fernando Krakowiak

Daniel Martinelli es un productor agrícola de 48 años que siembra soja en 280 hectáreas propias al sur de Río Cuarto y en otras 220 que alquila en el norte de Santiago del Estero. Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba y miembro del Consejo Directivo Central entre 2002 y 2005. La semana pasada generó revuelo en su provincia cuando declaró a un diario local que los sojeros “no podemos pretender ganar siempre tanto”.

En diálogo con Página/12 explicó por qué no está de acuerdo con la protesta: “El reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del ’90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras”, afirmó.

–¿Cuándo comenzó a oponerse a las protestas de la Mesa de Enlace?

–Tengo diferencias con la metodología desde el 11 de marzo de 2008. La movilización se genera a partir de un problema con la soja y para serle honesto es el cultivo que menos problemas tiene en la Argentina. Por eso no estuve de acuerdo con las movilizaciones del año pasado y no estoy de acuerdo ahora. No me parece justo un reclamo de semejante magnitud. Creo que las entidades deberían haber negociado de otra manera.

–¿Cuando critica la metodología se refiere a los cortes de ruta?

–El año pasado el lockout fue muy agresivo con la sociedad. Por ejemplo, en el piquete de Río Cuarto le impidieron el paso a camiones con tomates y esa mercadería se terminó pudriendo, mientras nosotros teníamos la soja guardada en los silobolsas. Este año no se llegó a ese nivel de violencia, pero me parece que hay que tener un poco de decoro porque estamos en plena cosecha. Estamos todos trabajando. ¿Cómo le explicás a la sociedad que vos hacés un paro pero seguís trabajando? Todo el mundo sabe cuál es la dinámica del campo. Los camioneros se quejan con razón. Saben que nosotros seguimos trillando mientras ellos no pueden trabajar y entonces piden que dejemos de trillar, pero es imposible porque cuando la cosecha está lista hay que cosecharla. No podés esperar una semana. Por eso digo que los productores tendríamos que haber tenido un poco más de decoro.

–Los dirigentes afirman que ahora la situación es peor que la del año pasado porque los rindes fueron muy afectados por la sequía y remarcan que el negocio de la soja es inviable con una retención del 35 por ciento.

–La sequía es un dato de la realidad que no se puede negar. Los rindes en muchos lugares se vieron afectados, pero justamente por eso tenemos que poner el eje de la discusión en otras cosas y no en las retenciones porque al productor que perdió la cosecha no le sirve de nada que haya menos retenciones. Las retenciones son un instrumento de política económica y para mí deberían estar segmentadas, pero insisto en que ése no debe ser el eje de la discusión ahora. Lo que hay que discutir, región por región y producto por producto, son las rentabilidades y ahí vamos a tener un dato más real de qué es lo que está pasando, incluso con la soja. Circunscribir todo a las retenciones es un error y más grave lo es en el caso de Federación Agraria que tiene una historia de casi cien años, muy rica en propuestas. La conducción de la entidad quedó entrampada en la Mesa de Enlace y cometió equivocaciones muy gruesas como, por ejemplo, haber firmado una solicitada en contra de la intervención del Estado en el comercio exterior de granos, que es una bandera histórica de la entidad.

–Usted dice que hay que hablar de rentabilidad, ¿qué rinde está dando la soja ahora?

–La seca es muy dispar. En algunos departamentos hay lugares donde hay buena cosecha y otros donde la producción quedó afectada. Por eso hay que hablar de los rindes de inflexión. Si sos el dueño del campo, necesitás 10 o 12 quintales por hectárea para cubrir los costos y en un campo alquilado el rinde de inflexión es de 22 quintales. Donde hubo seca no se va a llegar a 22 quintales y tal vez no se llegue a los 12 quintales, depende de cuán afectada esté la zona.

–¿Y dónde no hubo seca?

–Hay rindes de hasta 35 quintales por hectárea. No se puede decir que a todo el mundo le rinde 35 quintales, pero se llega a eso.

–Si bajar las retenciones no le sirve al que perdió su producción, ¿qué es lo que se debe discutir?

–Hay una ley de emergencia agropecuaria que debe ser modernizada y los productores que sufren las inclemencias del tiempo deben tener asistencia estatal. Eso debe ser parte de una política integral. Debe haber diálogo entre las partes, pero no con el revólver cargado apuntando. Se debe generar un ámbito para discutir una política agropecuaria. No sólo para la soja sino también para todas las otras producciones y para las economías regionales, sino seguiremos siendo un país soja-dependiente y esto no creo que vaya a ser para toda la vida. Las consecuencias del monocultivo son reales.

–¿A qué consecuencias se refiere?

–Tiene consecuencias negativas en todo aspecto. Una es la degradación del suelo, que sólo se puede ir corrigiendo con aportes de fertilizantes y un manejo adecuado, pero hay otro problema mucho más grave y es que el monocultivo lleva a la concentración de la tierra. La concentración en el sector agropecuario lleva a la despoblación y al desierto. Una vez que se termine el negocio de la soja no sé como se puede llegar a reconstruir el ámbito agrario a lo largo y a lo ancho del país.

–¿Usted es la oveja negra de los campos cordobeses, no?

–Me dieron algún espacio en el diario de Córdoba por mi trayectoria, pero en mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición desde marzo del año pasado. Lamentablemente estoy sólo.

–¿Son discusiones civilizadas o sufrió algún tipo de agresión?

–No he tenido escraches, pero discutir este tema es muy difícil. Hay un cierto grado de intolerancia. Hoy (por el viernes) en el diario de Córdoba salió una nota de la Federación Agraria de Río Tercero diciendo que yo no puedo hablar porque soy kirchnerista. La verdad es que nunca milité en el kirchnerismo, pero comulgo con el modelo que se está llevando adelante. Creo que hay que hacerle muchas correcciones en cuanto a la política agropecuaria, pero el reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del 90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras. Con mi hermano, en cinco años hemos crecido lo que a mi padre como agricultor le hubiera llevado cinco vidas.

–¿La rentabilidad de los últimos años fue tan alta comparada con otros períodos de la historia?

–No hay duda de que la rentabilidad fue extraordinaria. En el 2001 sembramos cuando estaba vigente el 1 a 1 y luego se nos pesificó la deuda y vendimos nuestra producción con un 3 a 1. Además, los precios internacionales empezaron a subir. Salvo en un período de 2004, la tendencia fue alcista, sobre todo en el caso de la soja. Hubo una toma de ganancias enorme y el esfuerzo individual que tuvimos que hacer nosotros es ínfimo comparado con el que tuvieron que hacer nuestros viejos debido al avance tecnológico. Por eso yo dije que los grandes productores no pueden pretender ganar tanta plata durante tanto tiempo sin ser solidarios. Lo que quiero es apelar a la memoria. Me parece que es muy desmedido lo que se ha hecho. En el campo criticamos durante muchos años los paros que le hacía Ubaldini a Alfonsín porque no lo dejaba gobernar. Y Alfonsín se tuvo que ir mal. Hoy creo que estamos en una situación similar. Hay un cerrojo que no deja avanzar. Es cierto que el Gobierno no se manejó bien. Hubo algunas palabras que encresparon los ánimos, pero tampoco eso justifica que se siga tanto tiempo con la protesta.

–¿Esta discusión usted la sigue dando dentro de Federación Agraria?

–Después del voto de Cobos me acerqué a la filial y dije que era el momento de retirarse de la Mesa de Enlace, pero no me dieron bolilla. Me dijeron que no podían romper la unidad del campo, pero éste es un frente para muy pocos. Es un frente para sacar las retenciones. La Federación Agraria no puede estar en eso. La pinza entre la Sociedad Rural y los autoconvocados nos llevó a un camino sin salida. Los dirigentes de Federación Agraria van a tener que dar muchas explicaciones. No ha habido debate interno y pasamos a ser funcionales a un sector que no sé si quiere el bien de todo el país.

–También terminaron siendo un ariete de la oposición.

–La oposición encontró un palenque muy bueno en este reclamo. Fíjese lo que pasó en la fiesta del trigo en Leones. Estaba toda la oposición política y el presidente de Federación Agraria les pidió que se unan para derrotar al Gobierno. El acto de Leones no fue de protesta gremial, fue un acto de la oposición.

–¿Qué grado de movilización hubo en su zona durante esta última protesta?

–Fue infinitamente menor a la del año pasado.

–¿Se volvieron a cortar rutas?

–Los primeros días hubo algunos intentos que demoraron un poco el tránsito, pero en realidad no, por lo menos en la zona centro de Córdoba.

–¿La ciudad sigue apoyando?

–No es el mismo apoyo que había antes. La gente se está dando cuenta de que esto es algo que no tiene fin. Después de un lockout por tiempo indeterminado, ¿qué es lo que hay? Para mí el abismo. Hay una actitud que ya raya lo irresponsable y la sociedad lo empezó a ver.

–¿Hay críticas o hay indiferencia?

–Córdoba es una provincia donde el gobierno nacional no tiene demasiado apoyo. A lo mejor hay mucha gente que saldría a decir basta con el quilombo del campo, pero no lo hace porque tampoco quiere aparecer defendiendo al gobierno nacional.

Esta nota la publicó Pág. 12 el 30 de marzo de2008.

http://www.pagina12.com.ar

Egipto: Erdoğan, Líder del Mundo

2009-02-08 @ 0:05 EST · Publicado originalmente por Tarek Amr

Traducido por Gabriela Garcia Calderon Orbe· Ver post original

El Primer Ministro turco Recep Tayyip tiene nuevos fans en el mundo árabe, particularmente en Egipto donde un blogger lo describe como el “líder del mundo”. Otro ve culpa en los líderes árabes que no apoyan la causa palestina.

Por salir furioso de un debate en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, después que el moderador se negó a darle tiempo adicional para refutar la explicación del presidente israelí Shimon Peres de lo que ocurrió durante el conflicto Israel-Gaza, Erdoğan está recibiendo la aprobación de los bloggers.

Ver nota completa en el recomendable portal:

http://es.globalvoicesonline.org/2009/02/08/egipto-erdogan-lider-del-mundo/

Por la libertad de Diaa Gad y Philip Rizk

14 activistas procedentes de Egipto, Estados Unidos, Reino Unido, España, Polonia y Francia organizaron una marcha en señal de protesta y en apoyo del pueblo palestino en Qalyubia, al norte de El Cairo.

philip1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La marcha, denominada “Hacia Gaza”, fue abortada por las autoridades egipcias, que retuvieron tanto a los activistas como a los corresponsales de prensa extranjeros allí presentes. Posteriormente, y tras diversos recorridos por las calles de El Cairo, éstos fueron conducidos a diversas comisarías de policía o bien directamente abandonados en el desierto.

 

n62997328834_1557

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://es.globalvoicesonline.org/2009/02/13/egipto-continuan-las-detenciones-de-activistas-y-blogueros/

http://a-mother-from-gaza.blogspot.com/2009/02/egypt-arrests-blogger-philip-rizk.html

¡¡Es la ocupación, estúpido!!

Iberglobal hace una encuesta sobre ¿Cuáles son los think tanks más importantes e influyentes que hay en España? Mirando las opciones me encontre con http://www.igadi.org/  donde se publica una nota interesante del periodista Carlos Sanchez Pardo sobre la situación palestina y la política del gobierno israelí.

 

¡¡Es la ocupación, estúpido!!
Carlos Sánchez Pardo (igadi.org, 11/01/2009)

Cada cierto tiempo podemos leer en el diario “El País” artículos de Slomo Ben Ami, quien firma como vicepresidente del “Centro Internacional Simón Peres para la Paz”, radicado en Toledo. Es la presentación ideal para un impostor del calibre de este personaje, como lo es Simón Peres o cualquier otro líder israelí, que siempre se presentan como amantes de la paz y que sólo tratan de defender a su país, tratando de sobrevivir en una región en la que están rodeados de enemigos que llevan años pretendiendo eliminarlos y echarlos al mar de nuevo, pero que cuando se trata de un líder del partido laborista israelí, la mentira todavía es más flagrante.

Históricamente el Partido Laborista israelí siempre se ha presentado a sí mismo como partido de izquierdas (de hecho, forma parte de esa entelequia llamada “Internacional Socialista”) moderado y adalid de la paz, es decir, las palomas, en contraposición al Likud y sus sucedáneos y aliados, que representan la derecha pura y dura y por tanto son los halcones. Y ciertamente, siempre han tenido un notable éxito en vender esta imagen y convencer a casi todo el mundo.

Nada más lejos de la realidad y la verdad histórica. El Partido Laborista israelí ha sido el principal impulsor de los asentamientos de colonos en los territorios ocupados palestinos, han iniciado la mayor parte de las guerras mantenidas con los países limítrofes, fueron los creadores de la idea del muro que están construyendo actualmente dentro de los territorios ocupados, y siempre han rivalizado con los demás partidos israelíes en brutalidad y alardes de terrorismo de estado desde el mismo día de la creación del Estado de Israel, el 15 de mayo de 1948.

Para ilustrar las diferencias entre los laboristas y los demás dirigentes israelíes, nada mejor que una metáfora que le escuché una vez a un ciudadano palestino en Ramallah: “La diferencia entre Ariel Sharon (general israelí tristemente conocido por su ferocidad y cinismo) y Simón Peres, es que Sharon te mata de una sola patada con sus botas de soldado, y sin embargo, Simón Peres tarda más en matarte con sus elegantes zapatos Gucci, es decir, Sharon te mata más rápido y por tanto sufres menos”.

Así pues, a Slomo Ben Ami le gusta firmar como vicepresidente de ese Centro de Toledo para seguir cultivando tan exitosamente su imagen de palomita de la paz, pero por supuesto omite decir que él fue embajador de Israel en España en los primeros años de la primera Intifada, cuando su colega de partido Isaac Rabín era el responsable de la represión salvaje de esa sublevación popular contra la ocupación que llevaban 20 años sufriendo y había dado la orden de romper los brazos y las manos de todos los palestinos que fueran detenidos tirando piedras a los soldados israelíes (orden que esos soldados cumplieron tan eficazmente como de costumbre), además de las prácticas represivas habituales. Omite decir que ha formado parte de gobiernos que han seguido extendiendo los asentamientos de colonos y han incumplido sistemáticamente los compromisos adquiridos en los acuerdos de Oslo, boicoteando por acción y por omisión esa débil esperanza que un día se suscitó en Oriente Medio de enfrentar el conflicto con valentía y resolver de una vez por todas esa situación.

Slomo Ben Ami repite en todos sus artículos la misma cantinela: la culpa siempre es de los otros, es decir, de los palestinos (nunca encuentran interlocutores para las paz), de los países vecinos, siempre en manos de dirigentes ineptos y corruptos (lo cual muchas veces es cierto), y por el contrario, Israel es el único país democrático y civilizado de toda la región, víctima propiciatoria de esos vecinos tan desalmados y empeñados en hacerles la vida imposible.

Pues bien, es cierto que todos los países vecinos están gobernados por dictadores y reyezuelos de diverso pelaje, que dentro de la clase dirigente palestina hay corrupción (¿le puede extrañar a alguien, dadas las circunstancias?), pero veamos cómo actúa el tan cacareado Estado democrático israelí.

1. Del muro del apartheid: En el año 2002, Israel empezó a construir un muro de separación (ellos le llaman “valla de seguridad”) de 8 metros de alto entre Israel y Cisjordania. Nada que objetar si lo hubiera hecho dentro de su territorio y respetando la “línea verde”, es decir, la frontera internacionalmente reconocida, pero el hecho es que el recorrido de ese muro lo ha definido unilateralmente Israel (con casi total acuerdo de las fuerzas políticas israelíes), y por lo tanto se permite el lujo de adentrarse en territorio palestino todo lo que le viene en gana, a veces hasta 20 km, anexionándose de hecho aproximadamente un 10-15% del territorio cisjordano, siempre incluyendo los asentamientos de colonos más grandes (Ariel tiene 25.000 habitantes, por ejemplo) y los principales recursos acuíferos subterráneos, obviamente robándoselos a los palestinos, sus dueños legítimos. Este muro separa pueblos y aldeas enteras del resto de Cisjordania, separa familias y vecinos entre sí y a su vez de sus escuelas, centros de salud, mezquitas, redes comerciales, campos de cultivo, etc, etc, y por supuesto, está construido en terrenos expropiados “manu militari” a los afectados, que no tienen capacidad alguna de oponerse.

La construcción de este muro fue declarada ilegal por el Tribunal Internacional de La Haya en su resolución del 9 de julio de 2004, instando a Israel a desmontarlo e indemnizar a los afectados por los daños y perjuicios causados, pero como es habitual, Israel no reconoce a ese tribunal y por tanto hace caso omiso de sus resoluciones. Así pues, cabría preguntarse, por ejemplo: ¿qué pasaría si Francia decidiera unilateralmente violar la frontera internacionalmente reconocida y empezara a construir un muro entre los dos países descolgándose hasta Pamplona, Huesca o Girona? ¿Nos quedaríamos de brazos cruzados? ¿Qué pasó aquí cuando el ejército de Napoleón invadió España en 1808? ¿Qué pasó cuando los soviéticos construyeron el muro de Berlín después de la Segunda Guerra Mundial? Sin embargo, Israel hace lo mismo y no pasa nada, como siempre, sus sacrosantas “razones de seguridad” están por encima de todo y actúan con total impunidad y desfachatez, fruto en gran parte de esa mala conciencia de los europeos que los israelíes saben explotar tan bien y con tanta demagogia, rechazando cualquier crítica a su política como resultado de actitudes antisemitas. Por cierto, los palestinos también son semitas, curiosamente.

 20081230_rafah_escola_onu_nena_palestina_3201

 La franja de Gaza… una de las zonas más pobladas del planeta: 1.400.000 palestinos sobreviviendo en 300 km cuadrados, y cercados por tierra, mar y aire por el ejército israelí: la prisión más grande del mundo. [Foto: Una niña palestina mira por la ventana de un centro de acogida de la ONU, en una escuela de Rafah, el 30 de diciembre de 2008]. 

2. De la colonización de los territorios ocupados: Desde la conquista por la fuerza de las armas en la “guerra de los 6 días” en junio de 1967, los sucesivos gobiernos israelíes (fueran del color que fueran) se han empleado a fondo en la colonización de la Franja de Gaza, Cisjordania y los altos del Golán, contraviniendo flagrantemente la 4ª Convención de Ginebra que prohíbe de forma terminante la transferencia de población de la potencia ocupante a los territorios conquistados, así como la expulsión de la población autóctona fuera de sus casas. Y por supuesto, ignorando totalmente la Resolución 242 de Naciones Unidas, que obliga a Israel a retirarse de todos los territorios ocupados en la “guerra de los 6 días”.

 

 

 

Pues bien. En la Franja de Gaza desmontaron los asentamientos de colonos en un gran circo mediático orquestado en el verano de 2006, por una sencilla razón práctica: les salía muy caro mantener a aquellos 8.000 colonos protegidos por 20.000 soldados israelíes, pero lo vendieron como un gran sacrificio desgarrador que hacían por el bien de la paz. Y mucha gente se lo creyó, por cierto. Y esos 8.000 colonos estuvieron casi 40 años viviendo en una de las zonas más pobladas del planeta: 1.400.000 palestinos sobreviviendo en 300 km cuadrados, y cercados por tierra, mar y aire por el ejército israelí: la prisión más grande del mundo. Y cuando Hamas resultó elegida democráticamente como fuerza política más votada en unas elecciones libres y con presencia de observadores internacionales (entre ellos Jimmy Carter), Israel decretó un férreo bloqueo condenando a toda la población a un castigo colectivo para forzar la renuncia del gobierno de Hamas, quien responde con la tolerancia del disparo de cohetes artesanales que rara vez dan en el blanco, pero no esconden su intención: si los israelíes les condenan al hambre, al menos los habitantes de los pueblos cercanos a la frontera con Gaza (especialmente Sderot) no podrán dormir tranquilos e impunes, aún asumiendo el alto coste de las represalias israelíes, que siempre se cobran ciento por uno o mil por uno, les da igual. Recordemos la última guerra con Líbano: más de 10.000 muertos y medio país arrasado porque la guerrilla de Hezbolá mató a 3 soldados israelíes y capturó a otros dos soldados en una acción de guerra en territorio libanés, y ahora mismo, finales de diciembre de 2008, vemos de nuevo las matanzas cotidianas del ejército israelí en medio de zonas densamente pobladas como respuesta a esos cohetes prácticamente inofensivos lanzados desde Gaza para forzar al gobierno israelí a que rompa el bloqueo y les deje vivir en paz.

En los altos del Golán ahí siguen, pues ese territorio conquistado a Siria se lo han anexionado unilateralmente, para no perder la costumbre. Como siempre, la política de los hechos consumados y punto.

Y en Cisjordania, ahí están los 250.000 colonos viviendo en tierras robadas a los palestinos, así como los correspondientes recursos hidráulicos. Cada colono israelí consume 10 veces más agua (en sus casas, sus jardines, sus piscinas, sus campos de cultivo…) que cualquier ciudadano palestino.

Y para comunicar esos asentamientos entre sí, carreteras de uso exclusivo de los colonos (que siempre van armados) y del ejército israelí, carreteras que dividen el territorio cisjordano en pequeñas islas incomunicados entre sí, y por si esto fuera poco, los continuos controles del ejército de ocupación israelí repartidos por todo el territorio, haciendo la vida imposible a toda la población y condenándolos por consiguiente a la miseria y la desesperación. Prisioneros en su propia tierra.

3. De la resistencia palestina: A finales de 2008, se considera que hay aproximadamente 11.000 presos políticos palestinos encarcelados en las prisiones israelíes, muchos de ellos en “prisión administrativa”, es decir, detenidos por períodos de 6 meses prorrogables indefinidamente sin necesidad de presentar cargos ni llevarlos a juicio, simplemente, de nuevo, “razones de seguridad” del Estado israelí. Así las cosas, es fácil comprender que la cárcel de Guantánamo es un juego de niños comparado con lo que ocurre todos los días desde hace 60 años en el autodenominado “Estado democrático” israelí.

Mucha gente ignora que Israel tiene legalizada la tortura bajo el eufemismo de “presión física moderada”, pero da igual, nunca han respetado sus propias normas a la hora de reprimir a la resistencia palestina, y cuando esos métodos fallan, siempre queda el recurso fácil de conseguir confidentes: ofrecer la libertad de un familiar encarcelado, el acceso a un hospital para un hijo enfermo, un pasaporte para salir del país… Los servicios de información del Shin Beit y del Mossad son muy eficientes…

Por supuesto, todos los miembros de la resistencia palestina son juzgados por tribunales militares, y si en cualquier país “la justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música”, si a eso añadimos la “justicia militar israelí”, el resultado no puede ser otro que la violación sistemática de las más elementales garantías jurídicas y procesales.

4. De los refugiados palestinos: Se considera que en la actualidad hay aproximadamente 4.000.000 de refugiados palestinos repartidos por diferentes países, la mayoría en los países limítrofes (Líbano, Siria y Jordania), como consecuencia de las sucesivas expulsiones a las que fueron sometidos desde la primera guerra mantenida por el Estado de Israel, la que ellos llaman de la independencia, en 1948. La mayoría de estos refugiados viven en condiciones infrahumanas, y sin embargo, cualquier judío, venga de donde venga, por el simple hecho de ser judío, puede entrar en Israel y tener acceso directo a las generosas ayudas proporcionadas por el Estado para facilitar su integración. Aún así, el 20% de la población que vive en Israel es árabe, es decir, son palestinos que han decidido quedarse en Israel a pesar de ser considerados ciudadanos de tercera categoría y sufrir toda clase de discriminaciones.

5. De los israelíes pacifistas: Si bien podemos considerar a Simón Peres y Slomo Ben Ami impostores paradigmáticos pero que saben vender muy bien su imagen de palomas de la paz, contando con numerosos apoyos entre gente bien intencionada pero totalmente ignorante de la realidad de los hechos, también es cierto que en Israel existen algunos pacifistas de verdad. Son muy pocos y con un papel marginal, pero extraordinariamente valientes y honestos. Por supuesto, sufren toda clase de insultos y descalificaciones: traidores, vendepatrias, judíos que se odian a sí mismos, etc, etc.

Pero tienen nombre y apellidos, citemos a algunos:

  • Uri Avnery: Fundador de la ONG israelí-palestina “Gush Shalom”. Fue miembro de la resistencia armada judía durante el mandato británico (por lo tanto considerado un terrorista por éstos). Diputado de la Knesset (Parlamento israelí) en varias legislaturas.
  • Gideon Levy: Periodista y escritor.
  • Amira Haas: La única mujer periodista israelí que se fue a vivir a Gaza para escribir sus crónicas desde allí.
  • Gilatz Altzmon: Famoso saxofonista de jazz autoexiliado en Londres.
  • Illan Pappé: Profesor de historia de la Universidad de Haifa, impulsor del grupo de “nuevos historiadores” israelíes que han denunciado las sucesivas limpiezas étnicas y atrocidades cometidas por el ejército israelí a lo largo de su historia desde su creación en 1948.
  • Hanna Barag: Dirigente y fundadora de la organización “Machsom-Watch”, que se presentan en los controles del ejército israelí para observar el comportamiento de los soldados. Naturalmente, cuando ellos están presentes evitan las humillaciones y provocaciones habituales a que someten a la población palestina, pero aún así, vale la pena mencionarlos.
  • Jeff Halper: Coordinador del Comité Israelí Contra la Demolición de Casas. Se trata de una de las mayores atrocidades del ejército de ocupación israelí: la demolición de casas de ciudadanos palestinos que no cuentan con la preceptiva autorización de la autoridad militar israelí (por el contrario, ellos no paran de construir casas para sus colonos), y la demolición de las casas de los autores de atentados suicidas pero que siempre afectan a las casas colindantes, dejando siempre a varias familias en la calle, cuando no se trata de edificios enteros. ¿Se imaginan que pasaría si eso mismo lo hubiera hecho el gobierno español con los terroristas de ETA, o el gobierno inglés en su momento con los terroristas del IRA, o el alemán con los de la banda Baader-Meinhoff, o el gobierno italiano con las Brigadas Rojas?

Hay más personas y organizaciones, cierto, pero poco más. En cualquier caso, éstas pueden ser representativas de ese minúsculo sector de la sociedad israelí que se rebela contra la barbarie de sus gobiernos y exigen el respeto a los derechos humanos y la legalidad internacional y por lo tanto, el fin de la ocupación y la devolución de todos los territorios ocupados a cambio de la paz.

6. De la impunidad del terrorismo de estado israelí: Y así llevan 60 años, desde el mismo día de su creación como Estado, resultado precisamente de una resolución de la ONU, esa misma ONU que Israel se empeña en ignorar sus resoluciones cada vez que contradice sus intereses, y siempre con el apoyo incondicional de los sucesivos gobiernos de Estados Unidos (no importa si son demócratas o republicanos) gracias al trabajo del inefable lobby judío estadounidense, así como con la aquiescencia de la Unión Europea, siempre condicionada por la división de opiniones en el seno de los diferentes gobiernos que la componen y la mala conciencia del tristemente famoso Holocausto, y por supuesto la impotencia interesada y bravuconería inútil de los variopintos gobiernos árabes, a los que toda la fuerza se les va por la boca, pues siempre están temerosos de la presión de sus respectivos pueblos, siempre indignados e impotentes con la soledad de la lucha del pueblo palestino.

7. De la salida del conflicto: La lucha del pueblo palestino seguirá pasando por flujos y reflujos, momentos álgidos de enfrentamiento y momentos de repliegue, pero algún día Israel tendrá que elegir: o paz y seguridad o los territorios. Y por lo tanto en algún momento se verá abocado a:

  • Cumplir la resolución 242 de la ONU.
  • Desmantelar todos los asentamientos de colonos en los territorios ocupados.
  • Liberar a todos los presos políticos de la resistencia palestina.
  • Negociar con las autoridades palestinas el retorno o la indemnización a los refugiados.
  • Cumplir la resolución del Tribunal Internacional de La Haya y desmantelar el muro de separación e indemnizar a los palestinos afectados por las expropiaciones y daños causados en su vida cotidiana.
  • Volver a las fronteras del 67 y permitir la existencia de un Estado palestino viable, seguro e independiente.

Dicho así, parece uno de tantos sueños utópicos. Puede ser, puede ser, pero torres más altas ya cayeron: ¿qué pasó con el muro de Berlín? ¿qué pasó con la Sudáfrica del apartheid?. Pues por ahí precisamente pueden ir los tiros, ¿para cuándo el boicot político, comercial, deportivo, etc a Israel? ¿Qué pinta ese país en Eurovisión o en la liga de baloncesto europea, por ejemplo?

Pues bien, Slomo Ben Ami: parafraseando aquella famosa consigna de la campaña electoral de Bill Clinton que decía “Es la economía, estúpido”, a ti podemos decirte lo mismo: “Es la ocupación, estúpido”. De eso es de lo que hay que hablar si de verdad quieres la paz y la seguridad para tu país. Deja de marear la perdiz y esconder la verdad de los hechos. No queremos las botas de Sharon, ni las de Rabin, ni las de Barak, ni tus zapatos Gucci. Simplemente, queremos el fin de la ocupación y la libertad para el pueblo palestino, y entonces, también Israel tendrá paz y seguridad, pero renunciando a los territorios ocupados, obviamente.


Xuño, Porto do Son, diciembre de 2008.

Carlos Sánchez Pardo

, trabajador voluntario en el kibbutz “Lohamet Hagetaot” y en el moshav “Sde Nitzan”, Israel, 1987. Cooperante, coordinador de proyectos de la ONG “Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad” en Cisjordania, 2002, y jefe de misión de la ONG “Solidaridad Internacional” en Palestina, 2004.

 

http://www.igadi.org/tribuna/pdf/csp_es_la_ocupacion_estupido_pr.pdf

Para la encuesta de Iberglobal ver:

http://www.iberglobal.com//index.php?option=com_surveys&Itemid=35&act=view_survey&survey=Think%20tanks

 

Operación Plomo Impune por Eduardo Galeano

Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas.
Eduardo Galeano

Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos. Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones, en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

mundo
***
Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelita usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina.
Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.
Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa.
No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.
***
Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros.
¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con eta, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar al ira. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?
***
El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.
Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.
***
La llamada comunidad internacional, ¿existe?
¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que Estados Unidos se pone cuando hace teatro?
Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas rinden tributo a la sagrada impunidad.
Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.
La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima, mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.

(Este artículo está dedicado a mis amigos judíos asesinados por las dictaduras latinoamericanas que Israel asesoró.)

http://www.brecha.com.uy/alter/index.php?option=com_content&task=view&id=585&Itemid=70