AGRICULTURA: Extranjeros a la caza de propiedades

Más de 20 millones de hectáreas de tierras en el mundo en desarrollo están en manos de gobiernos y empresas extranjeras, ejemplo de una apropiación agraria que se disparó con la crisis alimentaria del año pasado.

Les recomiendo leer este artículo de  Stephen Leahy en el sitio http://www.ipsnoticias.net:80/nota.asp?idnews=92027

El extraño caso de la fusión entre Cablevisión y Multicanal.

El apriete del monopolio a la Justicia Argentina que nadie comenta

El 11 de marzo de 2004 John Malone, ejecutivo de Liberty Media comunicaba a los mercados que se desprendía de sus acciones que le daban el control de Cablevisión. En mayo de 2004, CABLEVISIÓN inicia su Acuerdo Preventivo Extrajudicial (en adelante “APE”) para renegociar una deuda cercana a los 800 millones de dólares. En esa oportunidad, incumpliendo exigencias legales, Cablevisión no denuncia al juez que la controlante Liberty Media LLC -una empresa especializada en medios- se había desprendido de su paquete accionario para transferirlo a un hedge fund Fintech Advisory Inc, controlado por David Martínez, un ciudadano mexicano nacionalizado Inglés. Tanto David Martínez como el presidente de Fintech Advisory Inc. Julio Herrera, reconocieron ante los tribunales que adquirieron el control accionario de Cablevisión.

Fintech Advisory Inc. es una sociedad constituída en Delaware (EEUU), quien controla en un 100% a Fintech Cable Ltd (Islas Vírgenes Británicas) y es gerente de inversión de Fimex Internacional Ltd (Islas Vírgenes Británicas). A su vez, Fintech Advisory Inc. controla en un 100% a Fintech Media LLC (Delaware), que compró el 50% del paquete accionario de Cablevisión al adquirir las acciones de VLG Acquisition LLC (luego denominada VLG Argentina). Delaware es un pequeño estado dentro de Washington que no es otra cosa que un paraíso fiscal. El 50% de Cablevisión corresponde a un fondo buitre de un paraíso fiscal.

El Grupo Fintech – quien ya había adquirido una parte accionaria de Cablevisión – se fusionó con el Grupo Clarín, transgrediendo así la Ley de Defensa de la Competencia, resultando ser una fusión monopólica. Una operación que estaba prohibida por la ley 25750 de Protección de Bienes y Patrimonio Culturales. Ley que el propio grupo Clarín impulsó para evitar su quiebra. Dicha ley en su articulo 2º establece, que la propiedad de los medios de comunicación, deberá ser de empresas nacionales, permitiéndose la participación de empresas extranjeras hasta un máximo del 30% del capital accionario y que otorgue derecho a voto hasta por el mismo porcentaje del 30%.

En todos los países avanzados está estrictamente regulada la posibilidad de ser titular de un medio dé comunicación por su incidencia para la formación o destrucción del consenso en la democracia. Se trata de leyes de orden público dirigidas a proteger servicios estratégicos para el interés de la Nación y de la sociedad, y su violación trae aparejada la nulidad absoluta, no convalidable, de los actos que la transgredan. Esto es así porque está en juego la soberanía del país en el orden económico y social. Los hedge fund se especializan en la timba financiera. Los líderes mundiales los designan como uno de los principales factores que provocaron la crisis global de las finanzas; junto con la desregulación ofrecida por los paraísos fiscales. Un cóctel letal, porque estos fondos constituidos en paraísos fiscales no actúan con pocos controles, sino que esas jurisdicciones ofrecen cero controles.

En realidad, Cablevisión admite ante el juez que no tiene esas mayorías y el proceso sigue como si nada. Luego miente a la Bolsa sobre la existencia de mayorías para el APE.  Esto es un delito penal porque la información falsa distorsiona el precio de los títulos en el mercado. Es decir, el deudor- controlante votó su propia propuesta, imponiendo quitas y esperas a los acreedores. Algo que vicia de nulidad el concordato, porque fue votado por personal que se hallaban en conflicto de intereses. La ley de concursos prohibe el voto del controlante. La Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial convalidó el acto diciendo que la ley no se refiere al “controlante indirecto”. Una interpretación abusiva de la ley para justificar una flagrante ilicitud.

Fintech Advisory Inc. ocultó la operación de compraventa del control de Cablevisión al juzgado del APE, al COMFER, a la Comisión Nacional de Valores y a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia hasta obtener el “acuerdo preventivo”. Lo obtuvo mediante un proceso del APE ilegal, dando información falsa al mercado de valores. Un secuestro ordenado por el juez Bonadío permitió obtener los borradores y los contratos celebrados entre Liberty, Fintech LLC y Grupo Clarín, del cual surge que, una vez “obtenido” el APE, Clarín asumiría el control de la empresa para convalidar la ilícita actuación de Fintech y mantener la licencia. Pero no es posible en nuestro derecho convalidar actos viciados de nulidad absoluta. De modo que la autorización otorgada a la fusión Multicana! – Cablevisión por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia no causa estado, dado que el dictamen de la fiscalía general no había sido notificado a ese organismo. No es posible en nuestro derecho que quien actúa en fraude a la ley de Radiodifusión, a la ley de Protección de Bienes y Patrimonio Cultura!, a las NORMAS que regulan el mercado de valores y a la Ley de Concursos puedan obtener de la justicia la homologación de un concordato que mutile los derechos de los acreedores y permita una concentración societaria que excede los parámetros de la ley antimonopolio.

Esta fusión fue posible gracias a las maniobras de timba financiera del Grupo Fintech, que constituyen una competencia desleal para el resto de los operadores, además de constituir delitos dolosos contra los pequeños inversionistas que compraron obligaciones negociables de Cablevisión en el mercado de valores.

Cuando el gobierno acuerda con los monopolios

No obstante hay que recordar cual fue el papel del secretario de comercio interior Guillermo Moreno quien dicto la resolución N° 70/08 que puso a los empleados de Clarín,  Humberto Guardia Mendoza y Diego Povolo en el control total de Defensa de la Competencia. Con esta resolución Moreno le quitó poder a José “Pepe” Sbattella (quien estaba al frente de la CNDC hasta que lo renunciaron). Los nombró vicepresidentes, y a uno le dio el manejo del presupuesto de la Comisión y al otro el Técnico, es decir el que hace la parte ideológica de los dictámenes. Ambas atribuciones estaban en manos del Presidente de la CNDC. Por otra parte, estos dos personajes son los que sacaron en su momento el dictamen a favor de la fusión Multicanal y Cablevisión que predominó sobre el que sacó Sbattella, oponiéndose.

La Fiscal Investigada

La Fiscalía – mediante la Fiscal General ante la Cámara de Apelaciones en lo Comercial, Alejandra Gils Carbó – se opuso al acto dado que deviene ilegal abrir un trámite de APE, careciendo de las mayorías exigidas al momento de su presentación, de esta manera se obstruye el derecho constitucional de acceso a la jurisdicción de los acreedores ya que la presentación de un APE produce la suspensión de las acciones de contenido patrimonial contra el deudor (art. 72, Ley Concurso de Quiebras). Pocos días antes de que la Fiscalía interviniente opinara que no correspondía homologar el APE de Cablevisión – por la ilegalidad antes manifestada – y los cuarenta días subsiguientes, la Fiscal General comenzó a ser notificada de la existencia de seis pedidos de enjuiciamiento promovidos por abogados del concurso preventivo de Sociedad Comercial del Plata SA, por Cablevisión y por el apoderado de la firma Fintech, Damián Furgio. Hasta entonces, la funcionaria no había sido pasible de ese tipo de denuncias. Los mismos pretenden cuestionar actos realizados por la Fiscal en cumplimiento de su mandato constitucional y en defensa del interés general. Todos los pedidos de enjuiciamiento fueron suspendidos a la espera de un pronunciamiento por parte de los órganos jurisdiccionales. Luego se sumó la querella promovida por Cablevisión, quien acusó a la funcionaria diciendo que el dictamen impugnando la homologación del APE no es de su autoría y, para probar su acusación, trajo un peritaje semiológico realizado por Eliseo Verón, quien fue director del master en periodismo del Grupo Clarín en la Universidad San Andrés. A ello, se sumó en perjuicio de la fiscal la conducción arbitraria de la investigación, dado que el juez penal rechazó la prueba ofrecida por la fiscal imputada, para que el perito oficial cotejara decenas de dictámenes donde se repiten, e incluso textualmente, los argumentos utilizados por la fiscal general en el dictamen de Cablevisión. El juez ordenó el desglose de esa documentación invocada. El perito oficial designado por este juez, Oscar Traversa, es colega y amigo personal de vieja data de Eliseo Verón, por lo que no es difícil prever el resultado de este peritaje.

En este contexto, el progreso de los pedidos de enjuiciamientos promovidos contra la fiscal a la espera de un pronunciamiento jurisdiccional ha resultado beneficiado con el dictado de dos sentencias, las que no se limitan a juzgar el caso controvertido sino más bien que incurren en reiteradas agresiones y descalificaciones contra la funcionaria imputada, con abuso de la jurisdicción al atribuirse el rol de juzgar a un magistrado del Ministerio Público Fiscal. Estas sentencias dotan de antecedentes a los interesados en avanzar en el proceso de destitución iniciado contra la Fiscal General, lo que se traduce en un escándalo ejemplificador para el resto de la magistratura, que ya ha tomado estado público.

El planteo de Gils Carbó tuvo un fallo favorable en primera instancia, en el Juzgado Comercial 11, Secretaría 22. Después, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial tomó la decisión contraria, homologando el APE. La fiscal no se desanimó y apeló la decisión de cámara ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Hoy el caso esta en decisión del máximo tribunal, según como sea el resultado veremos quien manda en nuestra nación y cuanto dicen de esto aquellas y aquellos dirigentes políticos que se rasgan las vestiduras hablando de la calidad institucional en nuestro país.


Publicado en el Periódico Patria Grande N°32 – Movimiento Libres del Sur

“Esto no se lo hicimos ni a Menem”

Entrevista a Daniel Martinelli, un productor sojero que se opone a la Mesa de Enlace “Esto no se lo hicimos ni a Menem” Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba entre 2002 y 2005.

Afirma que el nivel de las protestas es desmedido y remarca que no es decoroso cortar las rutas en plena época de cosecha y seguir trillando mientras los camioneros no pueden trabajar. “En mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición”, afirma Martinelli.

Por Fernando Krakowiak

Daniel Martinelli es un productor agrícola de 48 años que siembra soja en 280 hectáreas propias al sur de Río Cuarto y en otras 220 que alquila en el norte de Santiago del Estero. Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba y miembro del Consejo Directivo Central entre 2002 y 2005. La semana pasada generó revuelo en su provincia cuando declaró a un diario local que los sojeros “no podemos pretender ganar siempre tanto”.

En diálogo con Página/12 explicó por qué no está de acuerdo con la protesta: “El reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del ’90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras”, afirmó.

–¿Cuándo comenzó a oponerse a las protestas de la Mesa de Enlace?

–Tengo diferencias con la metodología desde el 11 de marzo de 2008. La movilización se genera a partir de un problema con la soja y para serle honesto es el cultivo que menos problemas tiene en la Argentina. Por eso no estuve de acuerdo con las movilizaciones del año pasado y no estoy de acuerdo ahora. No me parece justo un reclamo de semejante magnitud. Creo que las entidades deberían haber negociado de otra manera.

–¿Cuando critica la metodología se refiere a los cortes de ruta?

–El año pasado el lockout fue muy agresivo con la sociedad. Por ejemplo, en el piquete de Río Cuarto le impidieron el paso a camiones con tomates y esa mercadería se terminó pudriendo, mientras nosotros teníamos la soja guardada en los silobolsas. Este año no se llegó a ese nivel de violencia, pero me parece que hay que tener un poco de decoro porque estamos en plena cosecha. Estamos todos trabajando. ¿Cómo le explicás a la sociedad que vos hacés un paro pero seguís trabajando? Todo el mundo sabe cuál es la dinámica del campo. Los camioneros se quejan con razón. Saben que nosotros seguimos trillando mientras ellos no pueden trabajar y entonces piden que dejemos de trillar, pero es imposible porque cuando la cosecha está lista hay que cosecharla. No podés esperar una semana. Por eso digo que los productores tendríamos que haber tenido un poco más de decoro.

–Los dirigentes afirman que ahora la situación es peor que la del año pasado porque los rindes fueron muy afectados por la sequía y remarcan que el negocio de la soja es inviable con una retención del 35 por ciento.

–La sequía es un dato de la realidad que no se puede negar. Los rindes en muchos lugares se vieron afectados, pero justamente por eso tenemos que poner el eje de la discusión en otras cosas y no en las retenciones porque al productor que perdió la cosecha no le sirve de nada que haya menos retenciones. Las retenciones son un instrumento de política económica y para mí deberían estar segmentadas, pero insisto en que ése no debe ser el eje de la discusión ahora. Lo que hay que discutir, región por región y producto por producto, son las rentabilidades y ahí vamos a tener un dato más real de qué es lo que está pasando, incluso con la soja. Circunscribir todo a las retenciones es un error y más grave lo es en el caso de Federación Agraria que tiene una historia de casi cien años, muy rica en propuestas. La conducción de la entidad quedó entrampada en la Mesa de Enlace y cometió equivocaciones muy gruesas como, por ejemplo, haber firmado una solicitada en contra de la intervención del Estado en el comercio exterior de granos, que es una bandera histórica de la entidad.

–Usted dice que hay que hablar de rentabilidad, ¿qué rinde está dando la soja ahora?

–La seca es muy dispar. En algunos departamentos hay lugares donde hay buena cosecha y otros donde la producción quedó afectada. Por eso hay que hablar de los rindes de inflexión. Si sos el dueño del campo, necesitás 10 o 12 quintales por hectárea para cubrir los costos y en un campo alquilado el rinde de inflexión es de 22 quintales. Donde hubo seca no se va a llegar a 22 quintales y tal vez no se llegue a los 12 quintales, depende de cuán afectada esté la zona.

–¿Y dónde no hubo seca?

–Hay rindes de hasta 35 quintales por hectárea. No se puede decir que a todo el mundo le rinde 35 quintales, pero se llega a eso.

–Si bajar las retenciones no le sirve al que perdió su producción, ¿qué es lo que se debe discutir?

–Hay una ley de emergencia agropecuaria que debe ser modernizada y los productores que sufren las inclemencias del tiempo deben tener asistencia estatal. Eso debe ser parte de una política integral. Debe haber diálogo entre las partes, pero no con el revólver cargado apuntando. Se debe generar un ámbito para discutir una política agropecuaria. No sólo para la soja sino también para todas las otras producciones y para las economías regionales, sino seguiremos siendo un país soja-dependiente y esto no creo que vaya a ser para toda la vida. Las consecuencias del monocultivo son reales.

–¿A qué consecuencias se refiere?

–Tiene consecuencias negativas en todo aspecto. Una es la degradación del suelo, que sólo se puede ir corrigiendo con aportes de fertilizantes y un manejo adecuado, pero hay otro problema mucho más grave y es que el monocultivo lleva a la concentración de la tierra. La concentración en el sector agropecuario lleva a la despoblación y al desierto. Una vez que se termine el negocio de la soja no sé como se puede llegar a reconstruir el ámbito agrario a lo largo y a lo ancho del país.

–¿Usted es la oveja negra de los campos cordobeses, no?

–Me dieron algún espacio en el diario de Córdoba por mi trayectoria, pero en mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición desde marzo del año pasado. Lamentablemente estoy sólo.

–¿Son discusiones civilizadas o sufrió algún tipo de agresión?

–No he tenido escraches, pero discutir este tema es muy difícil. Hay un cierto grado de intolerancia. Hoy (por el viernes) en el diario de Córdoba salió una nota de la Federación Agraria de Río Tercero diciendo que yo no puedo hablar porque soy kirchnerista. La verdad es que nunca milité en el kirchnerismo, pero comulgo con el modelo que se está llevando adelante. Creo que hay que hacerle muchas correcciones en cuanto a la política agropecuaria, pero el reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del 90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras. Con mi hermano, en cinco años hemos crecido lo que a mi padre como agricultor le hubiera llevado cinco vidas.

–¿La rentabilidad de los últimos años fue tan alta comparada con otros períodos de la historia?

–No hay duda de que la rentabilidad fue extraordinaria. En el 2001 sembramos cuando estaba vigente el 1 a 1 y luego se nos pesificó la deuda y vendimos nuestra producción con un 3 a 1. Además, los precios internacionales empezaron a subir. Salvo en un período de 2004, la tendencia fue alcista, sobre todo en el caso de la soja. Hubo una toma de ganancias enorme y el esfuerzo individual que tuvimos que hacer nosotros es ínfimo comparado con el que tuvieron que hacer nuestros viejos debido al avance tecnológico. Por eso yo dije que los grandes productores no pueden pretender ganar tanta plata durante tanto tiempo sin ser solidarios. Lo que quiero es apelar a la memoria. Me parece que es muy desmedido lo que se ha hecho. En el campo criticamos durante muchos años los paros que le hacía Ubaldini a Alfonsín porque no lo dejaba gobernar. Y Alfonsín se tuvo que ir mal. Hoy creo que estamos en una situación similar. Hay un cerrojo que no deja avanzar. Es cierto que el Gobierno no se manejó bien. Hubo algunas palabras que encresparon los ánimos, pero tampoco eso justifica que se siga tanto tiempo con la protesta.

–¿Esta discusión usted la sigue dando dentro de Federación Agraria?

–Después del voto de Cobos me acerqué a la filial y dije que era el momento de retirarse de la Mesa de Enlace, pero no me dieron bolilla. Me dijeron que no podían romper la unidad del campo, pero éste es un frente para muy pocos. Es un frente para sacar las retenciones. La Federación Agraria no puede estar en eso. La pinza entre la Sociedad Rural y los autoconvocados nos llevó a un camino sin salida. Los dirigentes de Federación Agraria van a tener que dar muchas explicaciones. No ha habido debate interno y pasamos a ser funcionales a un sector que no sé si quiere el bien de todo el país.

–También terminaron siendo un ariete de la oposición.

–La oposición encontró un palenque muy bueno en este reclamo. Fíjese lo que pasó en la fiesta del trigo en Leones. Estaba toda la oposición política y el presidente de Federación Agraria les pidió que se unan para derrotar al Gobierno. El acto de Leones no fue de protesta gremial, fue un acto de la oposición.

–¿Qué grado de movilización hubo en su zona durante esta última protesta?

–Fue infinitamente menor a la del año pasado.

–¿Se volvieron a cortar rutas?

–Los primeros días hubo algunos intentos que demoraron un poco el tránsito, pero en realidad no, por lo menos en la zona centro de Córdoba.

–¿La ciudad sigue apoyando?

–No es el mismo apoyo que había antes. La gente se está dando cuenta de que esto es algo que no tiene fin. Después de un lockout por tiempo indeterminado, ¿qué es lo que hay? Para mí el abismo. Hay una actitud que ya raya lo irresponsable y la sociedad lo empezó a ver.

–¿Hay críticas o hay indiferencia?

–Córdoba es una provincia donde el gobierno nacional no tiene demasiado apoyo. A lo mejor hay mucha gente que saldría a decir basta con el quilombo del campo, pero no lo hace porque tampoco quiere aparecer defendiendo al gobierno nacional.

Esta nota la publicó Pág. 12 el 30 de marzo de2008.

http://www.pagina12.com.ar

Si se quiere acabar con el hambre, hay que poner fin a la especulación financiera.

Susan George

susan_george

 

 

Esta filósofa y politóloga de 72 años publicó Informe Lugano en 2001, pilar teórico del movimiento antiglobalización y documento que anticipaba el debate del G-20 a finales de 2008 sobre cómo refundar el capitalismo. Según George, la crisis actual enmascara otras dos: la ecológica y la que deriva de la pobreza, y por eso «representa una oportunidad única de mejorar el mundo». Los paraísos fiscales, la tasa Tobin o la reconversión energética son sólo algunos de los temas que aborda en esta entrevista.

Ir a http://www.revistateina.com/teina/web/teina20/dos7.htm

La Inmolación de Tartagal Su Tragedia es Fruto de la Destrucción del Estado Nacional

Por Daniel Enrique Yépez*

La Muerte y Agonía de Tartagal

El incontenible aluvión que el lunes pasado arrasó Tartagal, tajo por donde la naturaleza herida se desangró enlodando sin piedad y cubriendo de desesperación a una ciudad desprevenida, representó -a modo de gredoso manto mortuorio- un acto más de la interminable tragedia que agobia a esa comunidad. La otrora ciudad cabecera de unos de los polos industriales más importantes de la región y del país, asiste hoy a los estertores de sus exuberantes yungas floridas que en otro tiempo la adornaron, con flora y fauna subtropical de la que disfruté entrañablemente durante mi primera infancia en San Pedrito. Este genocidio natural no casual, sino causal, es fruto directo y catastrófico del sistemático desguace de su parque industrial y de la enajenación de sus recursos minerales. La perla del Departamento San Martín no sólo vive prisionera de su desgracia histórica, sino también de las compañías extranjeras que le vampirizan las riquezas de su subsuelo, de una clase política inepta, egoísta y sin futuro, de un poder provincial cómplice de ese latrocinio, mientras engulle insaciable las regalías que produce su riqueza petrolera y de un gobierno nacional con una política petrolera vacilante y errática. En este presente aciago, Tartagal se ha transformado en el escenario propicio de la reacción devastadora de un paisaje natural que se niega morir sin defenderse y que involuntariamente la agrede, del mismo modo le chupan la sangre las multinacionales, los narcotraficantes, la corrupción de los funcionarios y la hipocresía política de los tecnócratas, en complicidad con la indolencia de ciudadanos sin conciencia, incapaces de defender lo suyo. Crónica anunciada, escenario dantesco y prueba irrefutable de un genocidio político, social y ecológico, que paradojalmente representa otro acto más de su agonía, luego de su muerte social. Bueno es decirle al lector que la inmolación de Tartagal y de sus zonas aledañas fue perpetrada impunemente por el menemismo, cuando su política de privatizaciones resolvió la destrucción de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). Con la enajenación de la empresa nacional de hidrocarburos se le partió el espinazo productivo y laboral a una comunidad que había logrado, como modelo de desarrollo sustentable en la región, la exploración, explotación e industrialización de un mineral estratégico para el desarrollo autónomo de la nación. Desde entonces la tragedia de Tartagal, es la tragedia de YPF, signada por la destrucción del Estado y de sus economías regionales en los noventas.

La Devastación Ecológica

A fin de refutar a falacia esgrimida por el gobernador de responsabilizar a la naturaleza de la sistemática devastación ecológica de la región en los últimos 20 años, es necesario decir que resulta dolorosamente desmoralizador observar cuando el viajero llega al cruce de Pichanal, como el monte natural que tupidamente se erguía al borde de la ruta 34 ha desaparecido totalmente. A lo largo de un trayecto de más de 100 Km., es terrible constatar como la irracionalidad de la agricultura extensiva, estimulada por las transnacionales de granos, fertilizantes y agroquímicos, altamente contaminante por el uso irracional de estos venenos -taxativamente prohibidos por la legislación agraria del primer mundo-, sin planificación y sin ningún tipo de control por parte del Estado, ha desmontado sistemáticamente la selva chaco-oranense que hasta ayer soberanamente reinaba en el pedemonte salteño de esa región. Del mismo modo en que la naturaleza fue destruida por la acción incontrolada de intereses anónimos y extra-nacionales que nada tienen que ver con el pequeño productor, el campesino o con las comunidades aborígenes de la zona, la fauna también ha dejado de existir. Y las corzuelas, acutis, chanchos del monte, tapires, zorros, mulitas, vizcachas, pumas y demás especies vernáculas, que poblaban el lugar han desaparecido o se encuentran en serio proceso de extinción, en consonancia con la destrucción de su hábitat natural. A lo largo del camino, el paisaje se asemeja a un interminable desierto verde o parece una tundra amarillenta, si nos toca recorrerlo en épocas posteriores a la trilla, cuando el rastrojo cubre los campos. Atendiendo al nuevo llamado de un país des-industrializado, de economía primaria y atado al monocultivo de la soja, segunda versión de república agro-exportadora (esta vez manejada por las multinacionales), la selva fue sistemáticamente sacrificada por las topadoras de los acaparadores de tierras, de los pooles de siembra y de los especuladores nacionales y extranjeros. Martínez de Hoz, Hargunideguy, Macri, (encubiertos por sus respectivos testaferros), junto a innumerables políticos vernáculos, son los más grandes. También es importante acotar que expertos en el tema predijeron que otra hecatombe natural se avecinaba sobre la región, pero no fueron escuchados por el gobierno. Los dueños del poder y la partidocracia gobernante nada hicieron para evitarla, pues miran para otro lado cuando se trata de no afectar intereses ni inversiones que los comprometen. Dos cuestiones graves los inculpan: a) en 2007 hubo un incremento infame en las autorizaciones de tala, otorgadas por el anterior gobernador Romero, quien permitió que más de 400 mil hectáreas fueran desmontadas en la zona, sin que la gestión actual nada hiciera para detenerla; b) tratando de parar el genocidio de los bosques nativos se sancionó en 2007 una Ley Nacional de Bosques, de por sí un tanto ingenua en sus propósitos, ya que ordenaba una moratoria total de talas, hasta que cada provincia hiciera un inventario de bosques y regulara la actividad. Como complemento, estableció un fondo para premiar el mantenimiento de las áreas boscosas y otras nobles intenciones. La reglamentación de la misma aún está pendiente, cajoneada por el mismo lobby que antes demoró su sanción: los legisladores de las provincias donde ocurren estos desastres. De ahí su infinita hipocresía, cuando públicamente se rasgan las vestiduras lamentando el drama. Como es sabido y a pesar de las advertencias que dejó el 2006 (cuando tuvo lugar el mismo fenómeno), no hubo respuestas, ni prevenciones por parte del poder y tampoco se concluyeron las obras mínimas de canalización del antiguamente denominado cañadón Seco. Sin la vegetación propia del lugar, la estructuras de las laderas se vuelven cada vez más inestables. Sin retención suficiente, se acelera el escurrimiento superficial. Con poca retención y excesivo escurrimiento, las crecidas no se regulan. Con grandes crecidas, no hay puentes ni caminos que resistan. El ecosistema es dinámico y se repone, pero ante la explotación descontrolada muchas veces no tiene capacidad de cicatrización para mitigar el impacto de copiosas lluvias en tan escaso tiempo. Lo anterior genera lo que especialistas denominan el fenómeno de la “cárcava”. La cárcava es una estructura en el suelo que se forma, antes que nada, por la ausencia de cobertura -pastos, árboles- que protejan al mismo del golpe de las gotas de lluvia. Destruido y lavados así los primeros milímetros del suelo, el agua acumulada va concentrándose en la zona más baja y empieza a correr por allí, ayudando a socavar más profundamente. Una vez quitada la primera capa, si se trata de un suelo mineral pobre en arcillas y en materia orgánica, el derrumbe de material es muy fácil y ocurre en cortes verticales. La cárcava es retrogradante, es decir, va zigzagueando y creándose a sí misma. La caída de agua dentro de ella excava el material que le permite crecer y avanzar y el aumento de tal trinchera engrosa el caudal que puede captar. Entonces no es de extrañar que la crecida del casi siempre Río Seco o Río Tartagal, haya arrastrado a su paso el puente ferroviario y amenazado seriamente al carretero, cuando no encontró un escape en su descontrolado viaje por la pendiente. Como dejaron de existir las contenciones y absorciones naturales que la vegetación ofrecía, los deslaves y las crecientes se concentraron a lo largo del precario terraplén ferroviario aún existente en Villa Guemes. Cuando encontró la boca de salida por dicho cañadón, el puente voló en pedazos. Crítica situación ecológica que no sólo se manifiesta en Tartagal, sino que se extiende desde Aguaray hasta Embarcación. Si miramos este panorama trepando por los primeros faldeos del pedemonte de las sierras sub-andinas que por el poniente bordean la ruta 34, encontraremos situaciones similares. A lo largo de este circuito, las extensas propiedades utilizadas para la producción de citrus y el incontrolable saqueo de la explotación maderera, produjeron un destrozo similar a la tala sistemática de la vegetación natural. Esto fue el comienzo.

La Devastación del Estado y de las Tierras Públicas

Cuando el menemismo privatizó la administración norte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en 1992-1993, la zona fue licitada en 23 lotes y adjudicadas a diferentes consorcios nacionales y multinacionales del rubro. Obviamente toda la infraestructura, la cultura, los emprendimientos sociales, sanitarios y educativos que había construido la empresa nacional en el eje Vespucio-Mosconi-Campo Durán desaparecieron, del mismo modo que desapareció el trabajo calificado y el salario estable, cuando ese ramal productivo fue entregado al vampirismo de las privatizadas. De este modo las tierras oficiales fueron enajenadas y los pobladores, muchos de ellos antiguos campesinos y pequeños productores ganaderos que desde antaño libremente transitaban las sendas que comunicaban San Pedrito, Acambuco, Tablillas, Ramos y otras localidades aledañas, fueron expulsados de sus dominios. Los lotes fueron alambrados con púas y sus perímetros custodiados con guardias. Nuestros coterráneos pasaron a ser seres extraños en sus propias tierras y una enorme masa de trabajadores se transformó en mendigos o cuentapropistas. Una vez en posesión de los predios, otra devastación siguió su curso. En el codicioso afán de encontrar petróleo a como dé lugar, el primer paso fue apelar al desmonte sin ningún tipo de control o sanción por parte del Estado. En esas tierras de nadie, las privatizadas no escatimaron ningún recurso para lograrlo. Si había que abrir picadas, caminos y contaminar arroyos y ríos, se lo hacía. Si había que cavar grandes zanjones para instalar oleoductos o gasoductos, se hacía. Si había que usar irracional e irresponsablemente explosivos para mover tierra y socavar las estructuras geológicas del suelo, se hacía. Al fin y al cabo esa tierra ya no era de los argentinos. Si había que dejar incontables y peligrosos socavones yermos del preciado mineral -sin señalizaciones ni avisos y colmados de desechos o aguas contaminadas- también se hacía, total si algún chaqueño (así le dicen al campesino de esa zona) se caía y ahogaba en esas profundidades, nadie reclamaría. Por otra parte, y en voz ya no tan baja, se sigue comentando que también el monte fue dinamitado para construir innumerables e ilegales pistas de aterrizaje demandadas por el narcotráfico creciente. La naturaleza de esta zona no sólo fue agredida, sino asesinada impiadosamente. Y ese asesinato es producto de la desaparición del Estado y de YPF. El daño es irreversible y las consecuencias están a la vista. Esto explica porqué cuando llueve en los cerros orientales, los tartagalenses rezan, ya que sólo les queda encomendarse al Supremo. Pero como el proceso es creciente y acumulativo, los daños a la población son cada vez mayores. Y el próximo deslave, si esto no se para de una vez, no se llevará la mitad de Tartagal, como ahora, sino que arrasará toda la ciudad. Es importante acotar que el gobierno provincial fue informado de esta situación, pero la trama de influencias, coimas, fraudes y violaciones sistemáticas al pueblo y a los intereses de la región, con que se manejan estos nuevos encomenderos del petróleo, generaron un silencio cómplice que cubre de culpa a sociedad política salteña. Por eso los estudiantes de la Sede Regional Tartagal, de la Universidad Nacional de Salta, en charlas informales proponían que el Departamento San Martín se segregara del despótico poder central salteño, erigiéndose en una nueva provincia. Ellos dicen que son inmensamente ricos, que están parados sobre una gigantesca bolsa de gas y de petróleo, de la cual fueron sistemáticamente despojados y que -además- están hartos de la ineptitud y corruptela de las intendencias que no los defienden. Ambas situaciones le depara al pueblo tartagalense una constante pobreza y abandono por parte de los poderes provinciales y nacionales, ya que son tratados como “kelpers” argentinos. Verdaderos “olvidados de esta tierra”, parafraseando a Franz Fanon, que sólo sirven para que sus riquezas sean constantemente saqueadas. Los sucesivos piquetes y cortes de ruta lo dicen todo. El desmantelamiento del ferrocarril público es el otro condimento imposible de ignorar en esta trágica historia. Su destrucción perjudicó enormemente a esta zona limítrofe de la nación, pues los productos que importan sus pobladores se encarecen en demasía por el costo de los fletes viales. Pero la conspiración de las privatizadas que controlan los peajes y se apoderaron de las rutas nacionales, las corporaciones de fabricantes y dueños de camiones y neumáticos, más el marcado desinterés del gobierno nacional por re-nacionalizar los ferrocarriles y reinstalar en la sociedad un sistema de transporte ecológico, no contaminante, barato y más seguro, perjudica a los más pobres y a las regiones periféricas del país. La frutilla de este amargo postre, fue la caída del puente ferroviario de Tartagal, el cual, obviamente, al igual que los ferrocarriles del estado, seguirá postrado. Por último, si bien es lícito y necesario rogar a Dios, o encomendarse a la Virgen de la Peña, para que esta tragedia acabe, también es necesario que el pueblo de Tartagal oriente su acción y reflexión en la búsqueda de las verdaderas causas que ocasionaron este presente aciago. Es hora de que comiencen a recuperar lo que dolorosamente perdieron en 1993, cuando el polo petrolero más importante del norte del país se transformó en tierra de nadie, arrasada por las privatizadas. En función de la dolorosa coyuntura es lícito preguntarse ¿qué hacer?

Pensar, reparar y debatir

Si bien la asistencia y reparación dada a la población es imprescindible para recuperar condiciones mínimas de calidad de vida, no debemos olvidar que es un paliativo que no evitará colapsos naturales futuros. Si el 2005 fue un aviso del que pocos tomaron nota, espero que el 2009 sirva de punto de partida, no sólo para reparar lo destruido, sino para comenzar a imaginar un futuro diferente para la región. Tartagal sólo podrá salir de la muerte civil que la condena a una agonía interminable, si su sociedad se pone de pie para debatir abierta y públicamente su devenir. En todos los ámbitos hay que comenzar por informarse de las causales del drama. Es hora que en escuelas y colegios se hable de aquello que se calla y oculta. Es hora de que en clubes sociales, deportivos, iglesias, sindicatos y reuniones abiertas se corra la voz y se descubra el velo de mentiras que oculta una realidad que ya ha golpeado dos veces a este pueblo. En el marco de ese debate hay que comenzar a exigir la creación de una nueva empresa petrolera nacional, y la reinstalación de ella en la región, emulando a la vieja y querida YPF, fuente de progreso y desarrollo. Su correlato debe ser impulsar la restitución del Ferrocarril del Estado, como sistema de transporte alternativo. El paso siguiente debe ser rescindir los contratos y expulsar a las privatizadas, no sin antes demandarlas judicialmente por daño ecológico grave. Luego y sin descanso se debe suspender de facto y hasta nuevo aviso la concesión de tierras a las multinacionales de la soja y a los pooles de siembra, al mismo tiempo que debe suspenderse la explotación maderera descontrolada. Es un imperativo condenar a penas severísimas de cárcel inmediata a quien derribe un árbol, como lo hacen legislaciones del primer mundo. Es hora que el interés público y colectivo se imponga y predomine sobre las ambiciones particulares y las codicias personales. En consonancia con ello, se debe bregar para reinstalar progresivamente a los campesinos y pobladores expulsados de sus tierras y establecer zonas de reservas ecológicas para proteger y reproducir la fauna en extinción. Asimismo, deben recuperarse las antiguas prácticas de agricultura conservacionista donde el campesino, “amichado” con la naturaleza, la protegía antes que someterla. Lo antedicho sólo será un compendio de buenas intenciones si no contamos con la decisión política de la sociedad, en consonancia con el auxilio de la ciencia, los avances tecnológicos y la formación de recursos humanos calificados. Por lo mismo es hora que la sociedad civil de la región reclame enérgicamente la creación de una sólida filial de la Universidad Nacional de Salta, en la cual se abra una Facultad de Ciencias Naturales y Agrarias, con carreras como Geología, Minería, Biología, Ecología, Agronomía, Zootecnia y Veterinaria. Sus egresados, como ciudadanos responsables y comprometidos con su pueblo, su tiempo y su entorno, deberán emprender la tarea de aplicar los saberes científicos aprendidos para investigar y restaurar los daños ecológicos infligidos a los ecosistemas naturales y también culturales. Las Ciencias Exactas y la Arquitectura también son fundamentales para replanificar, reconstruir su infraestructura y reordenar un territorio que se ha desarrollado anárquicamente, al igual que una población condenada a la supervivencia primaria. A su vez en el campo de las ciencias humanas y sociales no pueden estar ausentes de la región carreras como Antropología, Sociología, Ciencias Políticas, Psicología, Educación y Trabajo Social, entre otras, cuya función no sólo es ayudar a la gente a comprender y actuar en la sociedad en la que viven, sino que deben trabajar entramadamente con las ciencias duras y de la naturaleza. Los problemas son complejos y requieren de la complejidad de saberes interdisciplinarios. Las Universidades Públicas y gratuitas son el Estado y si pretendemos recrear el mismo, deben actuar como complemento cultural y formativo de la refundación productiva de la región. La Educación y la Ciencia no son herramientas mágicas, sino variables dependientes de la acción política, de la economía, de las relaciones sociales y productivas, como así también del protagonismo de los pueblos. En consecuencia, el denominador común que debe orientar el proceso re-fundacional de la estructura productiva y cultural de la región, debe estar basado en un proyecto de desarrollo regional consensuado políticamente por la población, que lo encuadre y lo vincule en términos de igualdad y respeto con otras áreas de la provincia y obviamente del país. Debe atender relaciones e interacciones materiales y culturales con países hermanos como Chile Bolivia y Paraguay, fortaleciendo el MERCOSUR, en la marco de la patria grande latinoamericana. Dicho en otras palabras, lo que queda por hacer es arrancar de raíz las atrocidades heredadas del neoliberalismo, que como se puede comprobar en los medios, no sólo arrasó con los pueblos periféricos, sino que está tumbando las economías del primer mundo. No sé si será posible hacer realidad este cambio. Eso sì, nadie podrá decir que no lo intentamos.

San Miguel de Tucumán, 9 de Febrero de 2009

*Daniel Enrique Yépez es Licenciado en Ciencias de la Educación, Magíster en Ciencias Sociales, Docente-Investigador de las Universidades Nacionales de Tucumán, de Jujuy y de la Escuela Normal J. B. Alberdi de San Miguel de Tucumán. Nacido en Tartagal, desde los seis años de edad reside en Tucumán.

danyepez@arnet.com.ar

Egipto: Erdoğan, Líder del Mundo

2009-02-08 @ 0:05 EST · Publicado originalmente por Tarek Amr

Traducido por Gabriela Garcia Calderon Orbe· Ver post original

El Primer Ministro turco Recep Tayyip tiene nuevos fans en el mundo árabe, particularmente en Egipto donde un blogger lo describe como el “líder del mundo”. Otro ve culpa en los líderes árabes que no apoyan la causa palestina.

Por salir furioso de un debate en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, después que el moderador se negó a darle tiempo adicional para refutar la explicación del presidente israelí Shimon Peres de lo que ocurrió durante el conflicto Israel-Gaza, Erdoğan está recibiendo la aprobación de los bloggers.

Ver nota completa en el recomendable portal:

http://es.globalvoicesonline.org/2009/02/08/egipto-erdogan-lider-del-mundo/

Por la libertad de Diaa Gad y Philip Rizk

14 activistas procedentes de Egipto, Estados Unidos, Reino Unido, España, Polonia y Francia organizaron una marcha en señal de protesta y en apoyo del pueblo palestino en Qalyubia, al norte de El Cairo.

philip1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La marcha, denominada “Hacia Gaza”, fue abortada por las autoridades egipcias, que retuvieron tanto a los activistas como a los corresponsales de prensa extranjeros allí presentes. Posteriormente, y tras diversos recorridos por las calles de El Cairo, éstos fueron conducidos a diversas comisarías de policía o bien directamente abandonados en el desierto.

 

n62997328834_1557

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://es.globalvoicesonline.org/2009/02/13/egipto-continuan-las-detenciones-de-activistas-y-blogueros/

http://a-mother-from-gaza.blogspot.com/2009/02/egypt-arrests-blogger-philip-rizk.html